Helado de Cola-cao

Nos gusta mucho hacer inventos en la cocina, como ya sabéis. Ahora que empieza el buen tiempo, que mejor que un helado de cola cao.
Antes de empezar a movernos en la cocina, incluimos la parte de hacer la compra. Así que, vamos a nuestra tienda y ponemos a la venta todos los productos necesarios para realizar el helado, en este caso.
 
– Leche
– Nata líquida
– Azúcar
– Cola cao
 
Esto sirve para trabajar los conceptos de los diferentes ingredientes, pues siempre surge alguno nuevo. La nata líquida ha sido nuestro nuevo descubrimiento. También jugamos con las monedas y el cambio y los números.
 
 
Una vez que tenemos todos los productos podemos empezar la faena. Hemos mezclado la leche y la nata y las hemos movido de forma manual, pues a Adrián le da miedo la batidora últimamente.
Después el azúcar y al final el cola cao. Por supuesto, no hemos podido evitar probarlo varias veces y es que está tan rico.
 
 
Hemos empleado una perita para distribuir en los diferentes compartimentos y ha sido un exitazo…¡qué divertido mamá! Es perfecto para trabajar la motricidad fina, cuando son más pequeños y la medición, cuando son más mayores como Adrián.

 

Una vez rellenados…al congelador y punto. Y éste ha sido el resultado. Si queréis que salga más esponjoso, hay que moverlo cada 15 minutos más o menos. Si no os quedará como a nosotros con algo de hielo. Pero genial para refrescaros estos días tan calurosos.