Nuestros estantes…Fiesta de enlaces

Me encanta que la fiesta de enlaces trate sobre las estanterías, pues llevaba mucho tiempo queriendo preparar un post con nuestro ambiente preparado, pero nunca encontraba el momento. Así que, cómo voy a desaprovechar la oportunidad de mostraros nuestro ambiente, por si se os ocurre alguna idea más para mejorar el vuestro o al revés, por si me hacéis alguna crítica constructiva, que me encantaría. Cristina comenta que le es muy inspirador ver otros ambientes. La verdad es que resulta así, pues como podréis observar a continuación, nuestras estanterías también han «copiado» ideas de otros ambientes. Al fin y al cabo, también se trata de observar, meditar y seleccionar lo mejor de cada sitio para adaptar la filosofía montessori lo mejor posible a cada casa. Y así, ofrecerselo a nuestros peques. Ya no me enrollo más, y os enseño…

No sabía por qué estancia empezar, así que al final me he decidido por las habitaciones de los peques.
La habitación de Inés (11 meses) tiene el colchón en el suelo, un espejo a su altura y en las estanterías tenemos dos baldas en las que ponemos actividades y cestas que vamos modificando semanalmente. Con Inés aún no tengo separado lo que es actividades montessori de las que no lo son, pero es cuestión de plantearlo y hacerlo. Además, la peque aún no se pone de pie por sí misma, así que la balda de arriba es un poco para ir cambiando los materiales en un orden, pero a nivel personal. En la foto de esta semana podéis ver:
– Cesta de tesoros azules.
– Rodari
– Cesta de pelotas
– Cesta con objetos diversos desde que nació, con los que Inés aún disfruta (sonajeros, aro con cintas, mordedor, rodari pequeño)
– Laberinto
– DIY que consiste en introducir dos aros en el palito de la caja de CD,s

 También en la habitación de Inés hemos decidido situar nuestra cuerda de belleza, inspirada por el blog Pequefelicidad.

Al salir de la habitación de Inés, encontramos en el pasillo, antes de entrar en la de Adrián, nuestra biblioteca. Otra idea inspirada, esta vez por el blog Tigriteando.  Cómo la construimos lo podéis leer aquí. Pasamos largos ratos de lectura en los cojines y tanto Adri como Inés son autónomos cuando les apetece leer algún cuento. Suelo situar los de hojas duras abajo, y los demás arriba, para que la peque pueda coger los más apropiados para su edad, aunque a veces me arriesgo y coloco alguno para enseñarle a pasar las hojas con cuidado. También se encarga su hermano de recordárselo, uf!
Ya estamos en la habitación del mayor (3 años y medio). Son varias las estanterías que podéis encontrar. Por un lado, la primera que véis tiene como 3 baldas. Abajo son cajones grandes, donde guardamos de izquierda a derecha:

 

– Lego y construcciones
– Pelotas
– Coches y automóviles diversos
– Animales y muñecos
En las baldas del centro, siempre coloco actividades de inspiración montessori, e intento que sean variadas (colores, números, vida práctica, geometría…) o material propiamente montessori (Cubo del binomio, cilindros con o sin botón…). La única que no varía es la última del fondo, donde siempre está nuestra caja de música. Es muy usada en casa, y ahora más desde que nació Inés. Hemos ido concentrando diversos instrumentos (maracas, tambor, xilófono, flauta, timbales, castañuelas…) También podréis observar al fondo la Torre Rosa, que es inamovible y abajo, los listones, que están en el suelo porque no he podido crear un DIY para colocarlos en altura (lo que conlleva reorganizarlos bien casi cada vez que paso por aquí, pero al fin y al cabo, de eso se trata el orden). Por último, la balda de arriba, la estamos empleando más últimamente, pues hasta ahora sólo era decorativa (cuadro de las estaciones, Pinocho). Ahora hemos situado la escalera marrón, nuestra caja del Proyecto Continentes, que muy pronto os contaré, y unos dinosaurios que montamos el pasado finde y que nos chiflan.
 En otra estantería cabecero de la habitación, podemos encontrar una balda superior dedicada a la geografía y otra inferior, dedicada a la astronomía. Además, en el propio cabecero Adrián dispone de sus álbumes de fotos, que solemos ojear algún día antes de acostar, un radiocassette con sus CD,s, una lamparita, una hucha cubo de Rubrick y su cesta de la naturaleza (con una lupa y una linterna). Aunque no se ve en la foto, colgado en la pared sobre su cama hay una balda del IKEA para poner dos o tres cuentos, también para antes de dormir.
En otras estancias de la casa, también intentamos que los peques se encuentren en su salsa, y les facilitamos el ambiente, siempre basado en estanterías, orden y lógica.
El cuarto de baño, donde se sienta el peque, tiene un cesto con cuentos que voy modificando con frecuencia. Le cuesta bastante sentarse, así que los cuentos son un incentivo más para facilitarle el momento.
También encontramos otro cesto de cuentos al lado de la televisión, pues el comedor también es un punto importante de reunión. Tanto en un cesto como en otro, suelo poner más cuentos y libros científicos (atlas, botánica, animales, Nuestro mundo de SM…), pues los cuentos propiamente dichos los dejamos más para nuestra biblioteca y para la estantería de las habitaciones.

 

En la estantería próxima, tenemos dos baldas reservadas para el menaje de los peques. Así pueden poner la mesa, pues está al lado de donde se sientan a comer.
 Ya en la cocina, tambien tenemos una balda con productos que Adrían suele tomar en las meriendas o almuerzos, o para hacerse un cola cao, tomar agua, zumo, frutos secos. Cuando Inés sea capaz de hacer lo mismo, deberemos explicarle que será para los dos. Lo de señalar la balda con un color abajo, lo aprendí de Montessori en Casa, pues como digo es muy inspirador lo de ver otras estanterías.
 Finalmente, si vamos a la habitación de los papis, los peques pueden jugar con algo más simbólico como una casa de playmobil, un taller de coches y una mesa de herramientas. Y en el radiador tienen una actividad de inspiración montessori que reúne candados, poleas, cremalleras, linterna, pomos de puerta, campana, enchufes, tapones de tetrabrick… Una chulada DIY que hicimos al año de nacer Adrián, cuando me empecé a enganchar a la filosofía montessori.

 

¿Qué os ha parecido? Si se os ocurre alguna idea más, o crítica constructiva, no dudéis en comentarla. Nos ayudará a todos. 
 
A nosotros nos ha venido fenomenal este post para recapitular y revisar nuestras estanterías, por eso “Participo con este post en la fiesta de enlaces #elcambioempiezaentufamilia de Montessori en Casa“.