Ellos captan lo que les presentamos…

Esta mañana he salido de casa pensando en lo bueno que ha resultado ponerle un calendario con obras de Kandinsky. A mi me encanta este pintor. Bueno, la pintura abstracta o surrealista o cubista me gusta por lo general, alguna más que otra, pero no estoy de acuerdo con los que piensan que sólo son garabatos de niño. ¡Como si los garabatos y los trazos que pintan nuestros peques fueran sencillos e insignificantes y no llevaran trasfondo debajo! Precisamente es lo que admiro de Miró, Picasso (el maestro), Dubuffet, Max Weber, Dali, Pollock…
Copiar la realidad es difícil y necesitas un don para conseguirlo (también admiro el arte más clásico, por supuesto) pero creo que si además, intentas plasmarlo con un punto de vista totalmente subjetivo y exteriorizar cómo tú lo ves desde tu interior, supera el grado de dificultad.

En enero me plantée qué calendario le iba a poner en la habitación y tras ver diversos, decidí que por qué no invitarle a que observara cada día las obras de Kandinsky. Yo nunca le he dicho que las mirara, porque creo que si a él le llaman la atención, pues las observará sólo. Una vez me preguntó qué era, y le dije que las había pintado un señor que se llamaba Kandinsky (me reí mucho cuando intentó pronunciar el nombre, pues imaginaros lo que salió por su boca, jajaja).
Tras seis meses, ahora en junio, me alegra mucho comprobar que hice bien y que ha ido calando un poquito en su interior las obras de cada mes, y que como imaginaba, los peques ven mucho más que nosotros. Aunque parece que no se enteren, sé que es todo lo contrario, se enteran de absolutamente todo. Esta ha sido la conversación de esta mañana, antes de partir hacia el cole:
– Mira mamá, es un sol… con dos antenas.
– Síii, pero ¿son antenas o rayos?
– Son rayos.
– ¿ Y esto qué es?
– Es una casita
          (¿cómo se me pudo pasar por la cabeza que eran unos campos?)
– Y… ¿esto?
– Son unos árboles.
– Ahhh, si es verdad.
– Mira y aquí hay unos ojos…
– ¿De quién?
– De mamá…
         (y me sonríe y me da un beso)
¿No es para comérselo a bocaditos?