24 actividades Montessori de Vida Práctica

Hoy os traigo una serie de actividades para que vuestros peques trabajen con su manos.

¡Uf! Cuando hablamos de las manos, en la filosofía Montessori, no estamos hablando de cualquier cosa. Son uno de los dos instrumentos básicos que garantiza a los niños su desarrollo. Junto con el lenguaje, el movimiento es lo que diferencia a la persona del resto de mamíferos; pero no el caminar (que también lo hacen el resto, incluso antes que nosotros), sino el movimiento y el descubrimiento a través de la mano. Si queréis entender mejor de qué os hablo, podéis leer aquí un post que escribí hace tiempo sobre las preciadas manos.
Así que he decidido resumir a continuación, algunas de las actividades que, en su momento hice con Adrián, y ahora he retomado para que comience a realizar Inés (a parte de lo que ya trastea por sí misma que no es poco, jijiji!). Con ellas, vuestros peques trabajarán el agarre con toda la mano, el giro de la muñeca, la pinza con sus dedos, la concentración, la coordinación ojo-mano y la precisión motriz. Y son principalmente, actividades basadas en el trasvase y en la inserción.
Hay algunas más sencillas y otras más complejas, y las he intentado poner en ese orden, aunque vosotros debéis ser los que decidáis según vuestros peques, pues cada niño es un mundo.
¿Cómo presentar las actividades?
Como en otras ocasiones, las presentaciones deben ser escuetas en palabras y con un vocabulario específico. Se debe empezar siempre de izquierda a derecha, aunque luego se pueda continuar en el sentido contrario para repetir el ejercicio.
El control de error es el derrame, en sí mismo. El peque se dará cuenta que ha habido un error al derramar el agua o el arroz o un botón que se ha caído del bol.
Una vez comiencen a trabajar, no les interrumpáis, pues les desconcentraréis. Y si os miran, lo mejor es acompañarles con una sonrisa.
Y sobretodo, no tengáis prisa y disfrutad observando a vuestro niños, pues ellos os abrirán aun más los ojos.