¡Ya sentimos el otoño! Ideas para decorar la casa con los peques

¡Cómo ha cambiado el tiempo! Desde hace unos días, ha llegado el otoño. ¡Qué ganas teníamos en casa de que llegara, para cambiar la decoración de nuestras habitaciones! Casi se está convirtiendo en una tradición.

El inicio de esta estación es nuestra preferida, porque es precioso, da mucho juego con los peques, cambian los olores y los colores, cambian las rutinas, la alimentación y pasamos más tiempo dentro de casa, lo que nos permite ejercer más de cocinillas y de artistas.

Este año hemos empezado con dos actividades que os explicamos a continuación, por si os apetece copiaros y ponerlo en práctica con los peques.

dsc_0025

La primera actividad consiste en hacer una botella con sal pintada. Puede ser para cualquier estación, pero a los peques se les ha antojado realizarla ahora, así que ¡manos a la obra!. Los materiales los podéis contemplar a continuación:

  1. Sal
  2. Tizas de colores
  3. Herramienta para raspar la tiza (pelapatatas, cortador de fruta y verdura)
  4. Embudo
  5. Bol
  6. Botella para meter la sal resultante
dsc_0029

Pasos que hemos llevado a cabo

Lo primero es echar la sal en un bol. Después Adrián ha ido raspando cuidadosamente la tiza sobre la sal, y la ha ido mezclando con los dedos hasta que ha considerado que adquiriera un color lo suficientemente intenso.

Ayudándose de un embudo, ha ido echando la sal por capas de cada color, dentro de una botella de cristal, que habíamos elegido previamente.

Os dejo las imágenes a continuación.

dsc_0004
dsc_0006
dsc_0020
dsc_0021

Inés también ha participado, como siempre. Aunque, por supuesto, a su ritmo y con total libertad de acción. Lo que más le ha gustado ha sido esparcir la sal por la mesa y el suelo y sentirla con sus manitas.

dsc_0010

Otra actividad que hemos realizado, para que se vaya sintiendo el otoño en casa, ha sido cambiar el cuadro de la habitación de Adrián, como cada año.

A los peques les encanta ir recolectando casi todo lo que se van encontrando por la naturaleza (palos, piñas, piedras, hojas…). Todo sea dicho, creo que tengo parte de culpa, porque desde bien pequeños les he dejado toquetear casi todo, y les he animado a guardar todo aquello que les ha llamado la atención.

Pero, a Adrián le chiflan las bellotas. Cuando llega esta época se puede pasar horas vareando una encina para que caigan las bellotas (aún verdes) para llevárselas a casa.

El pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de estar rodeados de encinas, así que el peque estuvo muy liado con su “vara”. Nos llevamos una gran cantidad de bellotas a casa y de aquí, me surgió la idea de realizar este cuadro.

cogiendo-bellotas1_

Qué materiales necesitamos

  1. Hojas otoñales (rojas, marrones, amarillas, verdes jaspeadas…)
  2. Bellotas (o cualquier fruto típico de la época)
  3. Tijeras
  4. Goma Eva marrón
  5. Papel celofán azul
  6. Celo
  7. Herramienta para abrir las pestañas del marco.
  8. Marco Ribba de IKEA
dsc_0031

Cómo lo hemos hecho

Lo primero que hay que hacer es separar las pestañitas del marco por detrás, para poder abrirlo. A Adrián se le da mejor cada año que pasa, pues tiene más fuerza cada vez. Además nos hemos ayudado del cortador ondulado, que ya os he nombrado antes, y que siempre lo usamos para cocinar, pero hoy nos ha sido de gran ayuda para poder levantar las pestañas del marco.

dsc_0032

Una vez abierto, lo dejamos apartado hasta que introduzcamos la decoración.

Para realizar la decoración, hemos seguido los siguientes pasos:

  • Primero hemos recortado las hojas que habíamos recogido la tarde anterior. Algo que solemos hacer cada otoño y a los peques les encanta elegirlas, recolectarlas, olerlas y tocarlas. Cada uno las ha recortado como ha querido. Adrián ha usado las tijeras e Inés lo ha hecho con sus manitas.
  • Después yo he recortado la Goma Eva marrón en forma de árbol seco. Adrián me ha intentado ayudar, pero como le resultaba tan complejo ha preferido arrugar el papel celofán azul en bolitas, para simular las nubes. A Inés le ha encantado la idea de arrugar papel y ambos han estado involucrados en esta función. En la siguiente foto os podéis hacer una idea de cómo han quedado y de cómo las hemos pegado, porque no he querido poner pegamento para no estropear el fondo del cuadro (ya que se debe usar para las próximas ocasiones). Así que hemos empleado celo, que posteriormente se puede despegar.
dsc_0047

Una vez realizada la colocación de la parte posterior del marco, nos dedicamos a rellenar el cuadro con las hojas cortadas y las bellotas.

dsc_0037
dsc_0039
dsc_0046

Finalmente, cerramos el marco con la parte posterior y ajustamos las pestañitas. Al darle la vuelta, queda algo tan fantástico como esto.

dsc_0049

Y lo mejor de todo es la cara de satisfacción de los peques y el rato que han trabajado y descubierto juntos. Además, de haber sentido el otoño mientras realizábamos el trabajo de campo, recogiendo y oliendo hojas y bellotas.

dsc_0034

A nosotros nos ha encantado llevar a cabo estas actividades, y aún tenemos más que vamos realizando poco a poco y que espero enseñarte a través de nuestro Facebook.

Espero que te haya servido para animarte e inspirarte con tu peque. Te agradecería que lo compartieras, les llegará a otras familias, profes y otros peques.