Papá Noel o la magia de la navidad… ¡mi hijo decide!

20151222_183544

Cómo vivimos la Navidad en nuestra casa. He reflexionado tanto sobre ello, porque creo que es necesario saber qué ideales o qué rumbo mostrar para que tus peques te sigan, pues como bien sabemos, somos un ejemplo tan fundamental en estas edades.

Nuestro estilo de vida, ya sabéis que está basado en la filosofía Montessori, lo que supone, en seguir al niño. Pero, sobre todo, en no mentirles, ni chantajearles, ni fantasear de más. Por eso, ¿cómo vivimos la Navidad? ¿Cómo planteamos y respondemos las dudas que nos plantean los peques acerca de Papá Noel y los Reyes Magos en casa? ¿Cómo les presentamos los regalos esas mañanas tan mágicas? No os mentiré. Papá Noel sí viene a nuestra casa. Adrián asiste al cole y sus amigos sí hablan de los Reyes Magos. Así que es tan complicado…

20151205_153530

Bien podríamos ser tajantes y negarles todo lo que están diciéndoles amigos y profesores, abuelos y tíos. Lo hacemos con casi cualquier otra situación, como los superhéroes, cuando le explico que es inventado, que están basados en un cuento que escribió un señor… en fin, le planteo la situación desde una perspectiva realista, aunque a su medida o a su entendimiento.

Pero me resulta tan complicado con todo lo que envuelve a la navidad. No quiero agrandar en sus cabecitas la mentira que es Papá Noel o los Reyes Magos (con su correspondiente desilusión cuando nos enteramos de la verdad), pero a la vez, no quiero eliminar por completo esa ilusión tan mágica que viven los niños en esta época. Creo que el motivo es que en la familia nos encanta la navidad, el espíritu navideño desde un punto de vista familiar, de ilusión, de miradas sin necesidad de decir nada para saber que nos queremos, que estamos juntos y unidos, de sonrisas que desprenden amor, de regalos hechos porque aún quiero ver a mis padres de 65 años ilusionados abriendo una envoltura con un lazo, de cuñadas locas por ver las caras de los peques abriendo su sorpresa, del abrazo de tu hermano que vive lejos y que esperas en el aeropuerto, y que cuando vuelve por navidad como el turrón sabe mejor que otras veces…

Por todo ello, me da tanta pena negar unos renos que aparecen con un señor risueño o unos reyes que vienen de Oriente. Así que en casa, intentamos transmitir a los peques la magia de la navidad desde esa mirada, desde ese punto de vista y sólo cuando los peques nos preguntan acerca de los creadores de los regalos, intentamos contestarles con sencillez, con normalidad, e intentando que nuestras respuestas sean válidas para que ellos acaben valorando que lo realmente importante de la navidad y lo que crea esa magia que se respira en el ambiente es la unión y el amor que nos tenemos.

¡Vaya! Y cómo se consigue eso, imagino que te estarás preguntando. Pues no lo sé, pero intento llevarlo a cabo cada vez que sale el tema en casa, y últimamente está de moda, jaja, ¿será porque es navidad?

20151207_181300

Una de mis últimas conversaciones con mi peque fue la siguiente:

– Pero Adrián, hijo, yo nunca he visto a Papá Noel ni a los Reyes Magos… yo creo que no existen…

– Yo creo que sí, mamá. Martina dice que no existen pero Alex insiste en que sí.

– Pues no sé quién tendrá razón, Adri. Sabes qué, lo que sí existe es la magia de la Navidad y cada uno lo llama como quiere. Unos, Papá Noel; Otros Reyes Magos; Otros, como yo, la magia de la Navidad; Y además, ¿sabes por qué existe esa magia en Navidad? Porque nos queremos un montón y estamos todos unidos, sobretodo nosotros cuatro, pero también, con los yayos, con los tíos y tías, con los primos, con Annie (la perra, jaja). Pero yo no sé si existe Papá Noel, ni si vive en el ártico… quizá viva en Australia, o en África… y ¿si va todo el día en bañador?. La verdad es que nunca lo he visto. ¿Tú que opinas?

– Pues yo creo que sí existe mamá, y yo creo que le voy a llamar también “La magia de la Navidad”.

– Pues muy bien, Adrián. Sabes por qué es tradición celebrar la Navidad en España. Mira te voy a contar un cuento… (y le conté un cuento de la biblioteca en la que narra la historia del nacimiento de Jesús para niños).

20151224_112247

Y dicho esto, acabaré con otra reflexión muy personal y que seguro que os anima para encauzar el final de año disfrutando de unas Navidades mágicas con vuestros peques y en familia.

Cada año que pasa, voy creciendo como persona y como mami, intentando aprender de mi mayor inspiradora María Montessori, mejorando y aumentando mi capacidad de paciencia y mi habilidad comprensiva hacia mis niños. Muchas veces me sale fatal, pero cada vez estoy más enamorada de mis intentos y de mis logros y cada caída, me impulsa más arriba, porque me entiendo más que al principio, y porque cuando reflexiono, acabo llegando a la misma conclusión… ¡me encanta ser mamá!

Tan solo quisiera desearos unos días fantásticos con los vuestros y que la Magia de la Navidad… o como le queráis llamar, os envuelva de amor y felicidad.

Si te ha servido el post, compártelo para que otros decidan cómo llamar a la Navidad.