Desarrollo y perfección de lo anterior… Período de los 3 a los 6 años

La etapa más importante en la vida de cualquier persona es desde su nacimiento a los 6 años. María Montessori lo explica y recalca en sus obras. A través de los sentidos, el niño conquista de manera espontánea de los 0 a los 3 años; pero de los 3 a los 6 años, durante su segundo periodo, está deseando desarrollar y perfeccionar esas adquisiciones realizadas anteriormente.

Hace unas semanas creo haber observado y percibido que Adrián (sí, mi peque que ya tiene 4 años y medio, ohhh!!) se ha establecido y se ha asentado totalmente en este segundo período. Lo veo muchas veces tan concentrado, perfeccionando y tan preocupado en completar hasta el último detalle de lo que esté realizando en ese momento… y me pregunto ¿y ahora qué? ¿cómo debo actuar a partir de ahora? ¿qué pasa por su mente? ¿cómo conseguir no estorbar el desarrollo de su personalidad?. Hasta los 3 años lo tenía controlado (por eso con Inés ahora me resulta más sencillo), pero me pierdo en este segundo periodo porque es como empezar de nuevo. Un nuevo reto.

Así que acudo a mi inspiradora, María Montessori. Y leo, y leo , y leo… hasta que voy descubriendo su sabiduría y sus consejos y sus ejemplos, jaja. Cito:

La mente del niño es capaz de adquirir cultura en un período de la vida en que nadie lo hubiera imaginado, pero solo a través de su propia actividad, de manera espontánea, para realizarse a sí mismo.

La experimentación no consiste en estudiar sentado. Si un niño ya tiene 10 o 12 años, le resultará más sencillo comprender lo que estudia si en períodos anteriores lo ha trabajado, lo ha sentido y lo ha adquirido de manera libre y espontánea.

El niño se interesa especialmente por las cosas que ya sabe y en las que se concentra mejor, al haberlas absorbido en el período precedente.

Es fundamental que los peques trabajen libremente en aquello que les interese, nos demanden y de manera progresiva.

Los términos científicos deberían enseñarse a los niños entre los 3 y los 6 años. No de modo mecánico, sino mediante la natural exploración del ambiente, de modo que la enseñanza se base en la experiencia. De esta manera, cuando las vuelvan a observar con mayor edad (primaria y secundaria) será más sencillo recordarlas y utilizarlas.

Hasta los 6 años están ansiosos por aprender, así que mostrémosles todo lo que nos pidan, porque adquirirán lo que consideren y en un futuro les será más sencillo volver a ello.

Llevándolo al caso concreto de mi peque, y con la intención de que a algún@ lector (papá, mamá, profe…) le sirva, os cuento. En casa estuvimos antes de Navidad, en plena fase de Castillos Medievales. Adrián disfrutó mucho con este proyecto escolar. Personalmente, creo que la educación del colegio al que llevemos a los peques debe de estar en estrecha relación y concordancia con el hogar. Debería ser una extensión una de otra y viceversa, para que tenga un sentido en su conjunto.

Partiendo de esta idea, hemos aprovechado que Adrián ha estado trabajando el proyecto de los Castillos Medievales en el cole, para ampliar en casa todo aquello que al peque le ha interesado más conocer. Y mejor si le encanta el tema!!!!

Inés, como no, disfruta de todo lo que disfrute su hermano y va captando lo que cree conveniente.

Visitamos un castillo

Adrián ha tenido la suerte de visitar con su clase, el Castillo de Manzanares, al principio del proyecto. Momento en el que se planteó dudas y se interesó por todo lo que pudo observar en el castillo y sobre lo que le explicaron durante la visita. Pero además, estuvimos visitando con los yayos el Castillo de Alarcón durante esos días, por lo que al peque le sirvió para reforzar todo lo que fue aprendiendo, expresándonos sus conocimientos según íbamos pasando por las diferentes partes del Parador de Alarcón.

Montar un castillo

Se me ocurrió, que si Adrián montaba un castillo con sus propias manos, podría entender mejor sus partes y a sus habitantes. Así que, trabajando con sus manitas, ha estado muy concentrado e ilusionado encastrando las diferentes piezas del castillo de Usborne. Viene con un libro fantástico y muy ilustrativo de la vida en el castillo. Además, trae piezas de arqueros, caballeros, espadas, damas, reyes, una olla de aceite hirviendo… que permite a Adrián pasar largos ratos con estas figuras de cartón, inventando sus propias historias. Os lo recomiendo!!

Comentar una obra de arte

Observar y comentar juntos una obra de arte. En concreto lo hemos realizado con una obra que venía en el propio libro del cole y que seguro, ya conoceréis, titulada «Juegos populares y tradicionales» de Pieter Brueghel. Preguntarle sobre lo que puede ver, para que se fije y deduzca por sí mismo. Dejándole expresar todo lo que le inspire la obra.

Diversas manualidades

Pues todas aquellas que vayan surgiendo. De momento, hemos realizado una armadura con telas y papel metalizado. Adrián ha recortado las diferentes partes de la misma (recordando sus nombres) y las ha pegado y posteriormente, ha pintado el escudo y la espada.

En esta época, también son de destacar los instrumentos musicales. Hemos buscado en internet algunos de los instrumentos medievales y tras leer sus nombres, observarlos y escuchar cómo suenan, Adrián ha elegido dibujar dos de ellos, el rabel y la trompeta.

Con total libertad, realizar un dibujo relacionado con lo que ha visto en Alarcón o lo que le apetezca sobre este tema. Desde que comenzó este proyecto, bien es cierto que no deja de dibujar castillos con fosos, con almenas y con caballeros alrededor, jaja.

Además de todas estas manualidades, siempre escribimos cada nombre de lo que hemos dibujado o trabajado: RABEL, TROMPETA, ALARCON… siempre intentando que lo deduzca el peque pronunciando cada uno de los sonidos de las palabras.

Leer cuentos relacionados

Os recomiendo varios libros, que me parecen muy adecuados desde los 4 años en adelante.

Caballeros y castillos de Larousse

61ylnd2m-ol__sx467_bo1204203200_

101 cosas que debes saber sobre castillos medievales

81khsaw3gel

 

Además de estos, si puedes encontrar en las bibliotecas próximas a tu casa alguno de los siguientes, sería fenomenal, porque también nos han encantado. El problema es que están descatalogados y es complicado comprarlos. Os dejo su ISBN por si tenéis suerte en su búsqueda. Merecen la pena.

Caballeros y castillos de Larousse

(desde 8 años, aunque a Adrián le ha encantado porque es aún más real que la versión para peques) (ISBN: 9788480167918)

41aknllvrol

 

Los castillos de la Enciclopeque (ISBN-13: 978-8467505085)

513zw16vw0l__sx437_bo1204203200_

Contestar a todas sus preguntas e intereses, para lo que hay que empaparse bien de los conceptos. No son muchos a su nivel, pero cuanto más sepamos más podemos explicarles (profesiones, partes del castillo, partes de la armadura, cómo vivían en ese momento, deportes del momento, música…)

Y ya finalizo con otra cita de María Montessori:

El problema es que después de los 6 años, los niños no pueden desarrollar espontáneamente las cualidades del carácter y la personalidad. Los educadores lamentan el hecho de que a pesar de poder enseñar ciencia, literatura… se encuentran frente a jóvenes que no consiguen aprender, no porque carezcan de inteligencia, sino porque no tienen carácter y consecuentemente, les falta la fuerza de la vida. Ahora no podemos ordenarles que se concentren, porque lo que les falta es precisamente la concentración.

Si lo decía María Montessori en 1949, cómo es posible que aún sigamos cayendo en los mismos errores. Qué importante es trabajar la concentración desde que los peques nacen, con los móviles de bebé, con la vida práctica, con la no interrupción, con el diálogo y el respeto, con la resolución de problemas… para ir forjando su carácter, motor de la vida de nuestros peques. ¡No les privemos de esta oportunidad!

Espero haberte ayudado con alguna idea. Si lo compartes llegará a más gente.