Ambiente preparado… Nuestra Habitación de Sueños

Hace tiempo os enseñé nuestra Habitación de trabajo y juego, y ahora os voy a mostrar nuestra Habitación de sueños, que es como la hemos llamado.

Como bien sabéis, nuestra casa tiene un Ambiente Preparado para los peques, Adrián e Inés. ¿Qué significa esto?

otras no basicas

Principalmente, que el ambiente está adaptado a sus necesidades, tanto básicas (hacer pis, beber agua, limpiarse las manos, vestirse…) como no tan básicas (poner la mesa, leer un cuento, disfrutar de un cuadro, encontrar un objeto…).

Esta disposición nos facilita mucho la situación en casa, por varios motivos:

  1. Cada cosa en su lugar. El orden en casa EXISTE, aunque parezca mentira. Cada cosa tiene su sitio, claro y concreto. No sólo para los adultos, sino también para los peques. Este orden es muy importante para sus cabecitas, que se están formando (y para mí, para no volverme loca, ja ja!). Otra cosa diferente, es que siempre esté ordenado, pues cada noche tengo que dedicar un tiempo a colocar los objetos que ellos no han guardado, pues no siempre guardan todo, es evidente. Sin embargo, cuando buscan algo, lo encuentran porque cada cosa, como digo, tiene su espacio. Esto nos lleva al siguiente motivo.
  2. Mayor independencia y autonomía. Si Inés quiere agua, probablemente me la pida, pero yo en lugar de dársela y ya está, le digo: “Inés, tienes el vaso en el cuarto de baño. ¿Por qué no vas y bebes agua?”. Ella va y bebe, y con el tiempo ya no me lo pedirá porque se sentirá segura de hacerlo sola, como ya hace Adrián.

Así que es sus habitaciones el ambiente preparado es, si cabe, más cuidado. En la habitación de sueños he intentado también facilitar al máximo su capacidad de elección y de toma de decisiones, poniendo todo a su altura y dándoles las opciones adecuadas. Os la muestro por partes:

  • Al entrar en la habitación, encontramos un medidor; siempre me ha gustado el ir midiendo su crecimiento, para hacerles ver cómo van haciéndose mayores.
  • El armario es algo fundamental en sus decisiones y una adecuada disposición facilitará éstas. La zona de arriba no está a su alcance, así que la obvio; pero el armario bajo y los cajones son su vestidor. Os muestro las fotos para verlo más fácil. Creo que esta disposición les permite observar todas sus opciones de una vez y poder elegir entre todas. Cada uno tiene dos cajones, uno para camisetas y pantalones / faldas y otro para ropa interior y pijamas. Además, cuentan con el armario lateral para colgar ropa y zapatos, pero éste lo tienen que compartir.
_DSC0726
_DSC0731
_DSC0728
_DSC0730
_DSC0727
_DSC0729
  • Las camas, una a cada lado, conservando aún la cama de suelo de Inés, donde está desde que nació, pues aún hay días en los que se sale de ella. Aún no ha adquirido del todo su espacio (lo hará como hizo el mayor).
  • Espejo, que les permite verse y observarse siempre que lo deseen. En un futuro lo pondremos de manera vertical.
  • La Cuerda de la belleza, donde vamos exponiendo lo que corresponda o nos apetezca.
_DSC0736
  • Lámpara, que en su momento pintó Adrián y regaló a Inés al nacer.
_DSC0737
  • Estantería con varios elementos:
    • Lámpara para encender a la hora del cuento.
    • Foto de los dos peques.
    • Cajita verde donde Inés guarda su mantita y su chupete, hasta que decida dejarlos.
    • Crema corporal y crema de labios.
    • Toallitas.
    • Cesta para dejar la ropa preparada del día siguiente, o el pijama (cuando nos lo quitamos).
    • Zapatillas de casa.
    • Álbumes de fotos (los tenemos puestos aquí porque consideramos que son algo tan personal como una habitación de sueños).
    • Planta (siempre una plantita).
    • Hucha.
_DSC0734
_DSC0733
_DSC0738

Espero que te haya servido de ayuda para daros alguna idea. Y si ha sido así, te agradecería que compartieras para que llegue a más familias. Nos vemos en el próximo post.